CUIDADOS DEL SOL EN PRIMAVERA

Empiezan las buenas temperaturas y el sol nos llama a sacar la manga corta, o según el destino elegido, incluso el bañador; por ello y mientras estemos sentados en una terraza tomando un aperitivo, haciendo deporte o paseando durante largo rato…  cuidemos nuestra piel del sol.

Proteger nuestra piel del sol en esta época del año es fundamental: aunque la concentración de rayos no sea tan alta como en verano, el ‘sol de primavera’ puede hacer el mismo daño que en verano.

EMPIEZA A PREPARAR TU PIEL

“La primavera es el momento ideal para preparar la piel antes del verano”, afirma la Dra. Alonso. Lo más importante para la piel es que esté hidratada, no sólo por fuera sino también por dentro.

“Una piel más hidratada es una piel más elástica y y menos irritada. Además, se eliminan las escamas de las pieles secas y eso permite la mejor aplicación de las cremas”, afirma.

Para tener la piel a punto para este verano, es importante seguir una serie de consejos. “La limpieza diaria es imprescindible”, aconseja por su parte Sergio Fernández, médico estético y especialista en Nutrición en Clínicas Dorsia. Ambos especialistas coinciden en la importancia de:

Hidratar la piel por fuera

  • Usar crema hidratante o exfoliantes de uso diario.
  • La limpieza desmaquilladora es imprescindible. ‘Sobre-maquillarse’ sin limpiar la piel la perjudica de forma importante.
  • La combinación ideal para nuestros hábitos diarios es la aplicación de fluidos o cremas hidratantes a base de ácido hialurónico, lactobiónico o gluconolactona con factor de protección por la mañana y por la noche uso de serums multivitaminicos (antioxidantes) y retinoides para regenerar.
  • Durante la ducha, mejor usar agua tibia y no alargar mucho el tiempo de baño. Mejor duchas cortas.
  • Son recomendables también los masajes en el rostro.

Hidratar la piel por dentro

  • Beber mucha agua. Es recomendable beber de 2 a 2,5 litros diarios diario (el 80% debe ser agua).
  • Hacerlo de forma regular, aunque no se tenga sed.
  • Mantener una dieta sana y equilibrada, que potencie, sobre todo, la presencia de alimentos con vitaminas A, C y E.
  • Evitar las harinas refinadas, grasas trans, café, alcohol, bebidas azucaradas, fritos, tabaco y la sal.

Ojo con los fármacos y las reacciones al sol

“Algunos medicamentos aumentan la sensibilidad a la luz solar, por lo que es fundamental preguntar al medico sobre los tratamientos que estés recibiendo”, advierte la Dra. Alonso. Solo un paseo al sol o unas horas en la terraza son suficientes para que se produzca algún tipo de reacción.

CLAVES PARA PROTEGERTE DEL SOL

“El sol hay que tomarlo siempre de forma muy moderada”, asegura la Dra. María José Alonso, dermatóloga de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Ahora en primavera, según aconseja esta especialista, es importante llevar a cabo estas tres recomendaciones:

  • Empezar con tiempos de exposición muy cortos e ir aumentándolos poco a poco.
  • Mejor ponerse al sol en lugares con humedad elevada. Por ejemplo, junto al mar.
  • No olvidarse (nunca) de aplicar crema solar antes de salir de casa.

8 consejos para una buena fotoprotección

  1. Durante todo el año, recomienda la AEDV, hay que usar protección solar de factor 30, y en verano de 50.
  2. Aplicar protector solar, al menos, unos 20 minutos antes de salir de casa.
  3. Aplicarse una buena cantidad de crema, lo que cabe en una manos (unos 2mg/cm2), sin olvidarse de la espalda, el cuello o las orejas.
  4. No olvidarse de ponerse crema solar al hacer deporte. Tampoco en las actividades de nieve (la nieve supone un importante riesgo de sufrir quemaduras solares).
  5. La finalidad del protector solar nunca debe ser la prolongación del tiempo de exposición al sol.
  6. Evitar exponerse al sol durante las horas centrales del día (12-17h).
  7. No utilizar cremas solares en los bebes menores de seis meses. Es mejor que no les de el sol.