Los mitos y realidades de usar protector solar en casa

El uso del protector solar es muy importante para una rutina de cuidado de la piel.

Existen algunos mitos sobre cómo y cuándo utilizar el protector solar, por ejemplo se piensa que si estamos en casa no es necesario aplicarlo o que si salimos, pero no hacemos una actividad al aire libre, entonces no se aplica, pero esto es incorrecto. La dermatóloga y vocera de Vichy México, la Dra. Claudia Aquino, nos compartió algunos de estos mitos y realidades sobre el uso de protector solar dentro de casa. ¡Te vas a sorprender!

  • Mito: Los rayos de sol que entran por la ventana no me afectan

Este es uno de los mitos más comunes pero debes saber que los rayos UVA no son bloqueados por las ventanas, por lo que estar mucho tiempo cerca de una puede provocar los mismos efectos en la piel como si estuviéramos afuera. Los vidrios sí bloquean los rayos UVB, los cuales se encargan de quemar o broncear la piel, así que por quemaduras o bronceados no tendrás que preocuparte dentro de casa.

  • Realidad: La luz de las computadoras y aparatos electrónicos también afectan nuestra piel

La luz de la computadora o de los dispositivos electrónicos es mejor conocida como “luz azul o luz visible” e impacta en quienes pasan más de nueve horas trabajando frente a un dispositivo electrónico. Estar constantemente expuesto a este tipo de radiación puede acelerar la generación de radicales libres y de esta forma se propicia la aparición de manchas de difícil tratamiento. Puede ser tan nociva como los rayos solares provocando signos de envejecimiento prematuro, aparición de arrugas, marcadas líneas de expresión o disminución en la producción de colágeno. Si es tu caso, es tiempo de protegerte inmediatamente.

  • Mito: Con una vez al día que aplique el protector solar es suficiente

El protector solar, como todos los productos para el cuidado de la piel, se absorben después de determinado tiempo, por lo que tanto dentro de casa, como fuera es importante volver a aplicarlo. La recomendación es aplicarlo cada tres o cuatro horas, dependiendo de la actividad que se esté haciendo, si hace mucho calor, si el rostro sudó, si tienes contacto con el agua, etc.

  • Realidad: Los niños también deben usar protector solar todos los días

La piel de los niños es más delgada que la de los adultos, por lo que son más propensas a recibir los rayos UV y es fundamental cuidarla siempre. También toma en cuenta que ahora los niños pasan más tiempo frente a la computadora, televisión, dispositivos e incluso para sus clases en línea, por lo que es de vital importancia protegerlos, no sólo cuando vayamos a la playa o una alberca.

  • Mito: En los días nublados no necesito ponerme protector solar

La luz solar está compuesta por 56% de infrarrojos, 39% de luz visible y sólo 5% de rayos UV, por lo que los días nublados no protegerán la piel completamente de los daños UV. Las nubes sólo detienen el 70% de UVA y UVBs antes de alcanzar la superficie de la tierra, lo que significa que incluso cuando el día este nublado, se pueden tener las repercusiones del sol en la piel.

  • Realidad: Los diferentes tipos de pieles necesitan protectores solares adecuados para cada una

¡Claro! Para encontrar el protector solar ideal es necesario saber qué tipo de piel se tiene. Debes tomar en cuenta factores como si es grasa y encontrar un producto que la matifique; si tienes manchas en la piel requieres de uno especializado que las prevenga y corrija. Si a tu piel le falta luminosidad, necesitas uno que disminuya las líneas de expresión. Entre las medidas generales, lo ideal es utilizar protector solar con FPS 50.

En resumen, el protector solar no debe faltar en tu rutina de cuidado diario. Visita regularmente al dermatólogo para que te recomiende el que tu piel necesita de acuerdo a tus necesidades. Es una inversión que vale la pena.